A.N.I.A. - inicioQué es ANIA - Envía tus noticias - Contacto - Boletín - RSS


Plataforma Global contra las Guerras: “el caso Skripal es una montaje para acusar a Rusia”
Recibida de Más Voces el 02-04-2018 a las 10:04

El ex espía ruso Sergei Skripal y su hija Yulia fueron supuestamente envenenados por un neurotóxico de grado militar (Novichok) en el Reino Unido. El gobierno británico acusa a Rusia de estar detrás de este incidente, pero no proporcionó pruebas para confirmar este reclamo. A pesar de esto, Estados Unidos y otros países occidentales también se apresuraron a acusar al Kremlin. Esto retumbó en la opinión pública global y se convirtió así en un motivo para agredir a Rusia, cuya culpabilidad casi nadie cuestiona. Heiko Maas, ministro alemán de Relaciones Exteriores, dijo que “los hechos y la evidencia sugieren que Rusia está detrás de este ataque”. Esta sugestión parece ser suficiente para que una decisión tan delicada y multilateral como la expulsión de diplomáticos sea puesta en marcha, lo que devela la intención de escalar en el clima de confrontación contra Rusia. El hecho de que no hagan falta pruebas, investigaciones exhaustivas ni arrestos deja este acto de beligerancia en evidencia. Por otro lado, no se ha confirmado la procedencia real del químico usado en el ataque. Las diferentes hipótesis arrojan que el agente militar pudo haber sido extraído de instalaciones fuera de Rusia. Incluso en septiembre de 2017 la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas felicitó al Kremlin por haber erradicado todo su material químico con fines bélicos. Al mismo tiempo, cada vez más expertos y medios de comunicación señalan múltiples hechos extraños relacionados con el caso Skripal y cuestionan la supuesta participación rusa en él. Algunos de ellos van más allá, y llaman la atención sobre un posible complot británico detrás del envenenamiento y describiendo el incidente como una provocación previamente planificada. Estos analistas críticos señalan que los eventos observados pudieran ser un movimiento planeado previamente por la élite anglosajona. Su objetivo es aislar a Rusia y socavar su influencia en determinadas regiones del planeta donde hay conflictos armados. Y es que Rusia está jugando un papel contrario al que juegan Estados Unidos y la Unión Europea en conflictos como, por ejemplo, el de Siria. Susana Oviedo, portavoz de la Plataforma Global contra las Guerras, opina en una entrevista realizada porRadio Sputnik, que el caso Skripal es uno más entre las sucesivas banderas falsas que ha presentado los poderes occidentales representados por Estados Unidos, la OTAN y la Unión Europea, para promover escenarios de conflicto.





URCMA.N.I.A. es un proyecto de la Unión de Radios Libres y Comunitarias de Madrid