A.N.I.A. - inicioQué es ANIA - Envía tus noticias - Contacto - Boletín - RSS


Jornada bronca en el debate de Ley de Referéndum en Parlament de Catalunya visibiliza la división de la sociedad catalana
Recibida de Más Voces el 06-09-2017 a las 11:09

El Parlamento de Cataluña ha aprobado la ley con la que la mayoría independentista pretende dotar de legitimidad al anunciado referéndum de independencia del 1 de octubre. La ley ha obtenido 72 votos a favor de los grupos independentistas de JxSí y la CUP, y del diputado no adscrito, Germà Gordó, ninguno en contra y 11 abstenciones de Catalunya Sí Que Es Pot, mientras que los diputados de Ciudadanos, el PSC y el PPC han abandonado el hemiciclo, como habían anunciado, antes de la votación. Las formaciones independentistas Junts pel Sí y la CUP incluyeron la aprobación de esta ley por vía de urgencia en el orden del día del pleno, lo que propició críticas por parte de los letrados del propio Parlament y la condena unánime de los partidos de la oposición, principalmente el Partido de los Socialistas de Catalunya, Partido Popular y Ciudadanos. La mayoría independentista que ha conseguido aprobar con sus votos la Ley del Referéndum argumenta que está cumpliendo el mandato democrático de garantizar el ejercicio del derecho de autodeterminación del pueblo de Cataluña. El Partido de los Socialistas de Catalunya se quejó de la forma política en la que se ha llevado el proceso independentistas. Consideran que se han violado los derechos de las minorías parlamentarias que representan a buena parte de la población de Catalunya. En el momento de la votación de la Ley del Referéndum el PSC, Ciudadanos y Partido Popular abandonaron los escaños visibilizando la fractura dentro de la propia sociedad catalana. Mientras, desde el Estado, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha ordenado a la Abogacía del Estado que interponga un incidente de ejecución de sentencia ante el Tribunal Constitucional que declare nulos y sin efecto los acuerdos tomados este miércoles en el Parlament. También reclama que el Constitucional que tome declaración a la Mesa de la Cámara para exigir responsabilidad penal que pudiera corresponder a la presidenta de la Cámara, Carme Forcadell, y a los miembros de la Mesa que hayan apoyado estas decisiones para admitir a trámite la ley del referéndum. El secretario general del Partido Socialista, Pedro Sánchez, confirmó una reunión de urgencia con el presidente Rajoy y señaló que la Ley de Referéndum aprobada es un ataque a la democracia. Una postura similar asume el partido conservador Ciudadanos, que a través de su líder Albert Rivera, fijó su postura fiel al Gobierno de Rajoy. Por parte de la izquierda representada por Unidos Podemos, Pablo Echenique, reclamó más acción política y diálogo, criticó al presidente catalán y a la forma en la que están llevando a cabo el proceso de autodeterminación y aseguró que no pueden ponerse del lado del Gobierno del Partido Popular al que culpan de ser responsable de la actual situación de conflicto. Los debates se suceden y las posturas encontradas son habituales tanto en Catalunya como en el Estado español. Para Eduardo Luque, activista de izquierdas, analista político y colaborador habitual de la Revista El Viejo Topo, culpa a las dos partes de aumentar la tensión política.





URCMA.N.I.A. es un proyecto de la Unión de Radios Libres y Comunitarias de Madrid