A.N.I.A. - inicioQué es ANIA - Envía tus noticias - Contacto - Boletín - RSS


Constituyente en Venezuela propone el diálogo como camino para la paz y la oposición se reafirma en la violencia y el Golpe de Estado
Recibida de Más Voces el 25-07-2017 a las 12:07

Seguimos hablando de lo que ocurre en Venezuela, porque cada día la oposición lleva al país a una situación de enfrentamiento, de guerra y de Golpe de Estado. Sabemos lo complicado que es remar, desde el punto de vista informativo, a contracorriente de lo que están contando los medios de comunicación internacionales. Pero para el oficio de informador es trágico comprobar cómo las manifestaciones buscan desde el inicio la violencia, cuando las muertes no son provocadas por las fuerzas de seguridad, pero los medios lo insinúan constantemente haciendo creer al mundo que lo que hay es una dictadura que está matando a su pueblo. Ningún medio es capaz de presentar a esos muertos supuestamente causados por las fuerzas de seguridad, sin embargo, sí se conocen los nombres y datos de las decenas de muertos de los mismos manifestantes opositores, de oficialistas, funcionarios de seguridad y transeúntes, provocados por la violencia de las guarimbas, el fuego y los disparos de francotiradores que buscan lo que la oposición definió como “los muertos necesarios”. Los medios presentan el hambre que sufre la población como la consecuencia de un Gobierno criminal, pero no hablan de la verdadera razón, el acopio que los grandes empresarios hacen de los productos de primera necesidad para que no lleguen a los mercados y así hacer que la gente se rebele. Cada poco tiempo, el Gobierno denuncia el descubrimiento de almacenes llenos de alimentos y medicinas, ocultos por los empresarios que son responsables de la distribución. Pero los medios internacionales nada dicen de esto. Los medios hablan de una consulta de la oposición modélica en contra de la Asamblea Constituyente, sin embargo se comprueba con multitud de vídeos como una sola persona pudo llegar a votar hasta 17 veces. Y la oposición realizó el ejercicio “democrático” de a las pocas horas de terminar la consulta quemar las urnas y los votos para que no pudieran ser auditados. La huelga de 24 horas del pasado jueves la presentaron como éxito, pero los datos hablan de otra realidad. Y para colmo, los opositores y sus simpatizantes famosos, ya ni siquiera esconden sus intenciones violentas. Por ejemplo, el cantante venezolano Carlos Baute, fue entrevistado en la cadena española Antena3 TV y directamente defendió un golpe militar violento, ante la sonrisa de la presentadora y la reafirmación del resto de colaboradores que estaban en el plató. Un hecho que debería considerarse como apología de la violencia. Otro ejemplo, el cantante Miguel Bosé publicó un tuit en el que pide a Dios que fulmine a Nicolás Maduro. Por otro lado, todo lo que se oculta, todo lo que no se cuenta, todo lo que se silencia. Nadie dice que desde hace meses el Gobierno venezolano está llamando al diálogo, a llevar adelante un diálogo con la oposición y todos los sectores políticos y sociales venezolanos con el objetivo de pacificar al país y evitar un enfrentamiento violento entre un mismo pueblo. El expresidente español José Luis Rodríguez Zapatero ha querido ser el mediador para ese dialogo, pero tras el intento acabó convencido de que la oposición ya tiene un plan violento para derrocar al Gobierno y no tiene ninguna intención de dialogar por la paz. La oposición derechista en boca de Henrique Capriles llegó a decir que Zapatero era un agente del Gobierno chavista y luego afirmó que en Venezuela hay ruido de sables. El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, sigue intentando explicar el objetivo de la Asamblea Constituyente: ceder el protagonismo a toda la población, para que debata, dialogue y decida de forma democrática. Para que sea el pueblo el que diga cómo debe llegar la paz. Esta vez lo ha hecho durante el consejo nacional de economía productiva, pero estas palabras de Maduro no salen en los medios de comunicación corporativos internacionales. Escúchalo en el audio de la noticia Podrá gustar más, menos o nada, la política ejercida por el Gobierno bolivariano, pero fue elegido democráticamente, y democráticamente puede ser derrotado, o no, en las urnas en las elecciones del año próximo. Se podrá criticar mucho, poco o nada a un determinado Gobierno, eso responde al derecho a la libertad de expresión. Pero desde el punto de vista de la información, lo que no puede tolerarse es el silencio, la pasividad o la no denuncia de una estrategia global que usa la manipulación y la desinformación interesada para el control de la opinión pública en base a mentiras. La forma de remar contracorriente seguirá siendo ofrecer las voces, los datos y argumentos que son tapados y silenciados.





URCMA.N.I.A. es un proyecto de la Unión de Radios Libres y Comunitarias de Madrid