A.N.I.A. - inicioQué es ANIA - Envía tus noticias - Contacto - Boletín - RSS


Diputado venezolano de la derecha confiesa plan para promover intervención extranjera
Recibida de Más Voces el 06-07-2017 a las 11:07

Los hechos de violencia no cesan en Venezuela. Los medios de comunicación internacionales siguen contando a la opinión pública que lo que ocurre es que hay un pueblo que quiere echar del gobierno a un dictador y por otro lado una dictadura que reprime al pueblo y asesina a manifestantes. Y parece que el mensaje cala. Sin embargo no es la verdad lo que se cuenta. Al igual que tampoco fue verdad lo que se contó en su día del gobierno de Allende antes del golpe de Pinochet apoyado por Estados Unidos. En Venezuela la oposición derechista está convencida que sólo desde la violencia, creada por ellos, y los “muertos necesarios” como califican a los muertos, víctimas de esa violencia, será posible un Golpe de Estado o una intervención militar extranjera para echar a un Gobierno legítimo que reitera la necesidad de dialogar para pacificar al país. La oposición sabe que cuanto más violencia y más muertos, mejor para sus planes. Y los medios corporativos que se posicionan del lado de la oposición juegan su papel de correa de transmisión de mensajes manipulados y falsos que van calando en la opinión pública mundial. Pero es imposible que durante tanto tiempo lo oposición consiga engañar a todo el mundo y sus propios dirigentes van confesando los planes. Así pues, el dirigente de la derecha venezolana Juan Requesens, del partido Primero Justicia, reconoció durante un foro el plan para promover una intervención extranjera en Venezuela. "Para llegar a una intervención extrajera tenemos que pasar esta etapa", dijo el derechista venezolano en referencia a las acciones promovidas desde abril, que han derivado en hechos violentos y vandálicos. Hasta el momento, más de 80 personas han muerto en medio de estos hechos y al menos 1.500 han resultado heridas en medio de estos hechos. Escucha la intervención del diputado opositor en el audio de la noticia. Las guarimbas, las manifestaciones violentas organizadas por la oposición, continúan cada día. Pero hay jóvenes, reclutados para cometer actos de violencia, que se han dado cuenta de que los mismos que les enviaban ir hacia adelante en las protestas eran los que luego les disparaban o les lanzaban cócteles molotov. Varios de estos jóvenes han confesado que les eligieron para ser esos “muertos necesarios” de los que habla la oposición. De acuerdo con uno de estos jóvenes, diputados de la oposición han entregado drogas e instrumental para hacer explosivos a un grupo de personas con el fin de llevar a cabo este plan violento. Escucha al joven en el audio de la noticia. Las protestas violentas de la oposición también se han caracterizado por crímenes de odio contra personas señaladas como chavistas. Hay que recordar que siete jóvenes han sido quemados vivos por manifestantes. Las autoridades venezolanas han denunciado el plan golpista de este sector y aseguran que son respaldados por fuerzas imperialistas desde Estados Unidos y en el seno de la Organización de Estados Americanos (OEA) a través de su secretario general, Luis Almagro. Todo este plan encaja perfectamente con lo ocurrido en la sede de la Asamblea Nacional. Los medios de comunicación han contado que un grupo de chavistas entraron en la Asamblea y agredieron a diputados de la oposición. Sin embargo, atendiendo a los testigos que allí se encontraban lo ocurrido fue muy distinto. En el Palacio de la Asamblea Nacional venezolana se celebraba un acto para conmemorar los doscientos años de la independencia del país. En el acto participaron jóvenes chavistas que se reunían con el vicepresidente del país. Dentro de la Asamblea también estaban los diputados opositores. El encuentro se convirtió en encontronazo. Los jóvenes denuncian que al entrar en la Asamblea se encontraron con encapuchados que les dispararon. A partir de ahí se formó un enfrentamiento en el que salieron heridos por las dos partes. Escucha en el audio a Leonardo Toro, joven trabajador del Ministerio de la Juventud. En un acto cívico-militar, el presidente Nicolás Maduro calificó los hechos de extraños y condenó todos los actos de violencia. El más grave de los heridos es un joven de 19 años, Cristian Palma, funcionario del Ministerio de la Juventud. Tras el incidente, grupos chavistas se congregaron pacíficamente en torno a la Asamblea acusando a los diputados opositores de promover la violencia y el golpismo. El periodista Alejandro Kirk señaló desde Caracas que algunos ya lo habían anticipado, algo debía de pasar en el Día Nacional para generar titulares y apresuradas críticas internacionales. Y así ocurrió.





URCMA.N.I.A. es un proyecto de la Unión de Radios Libres y Comunitarias de Madrid