A.N.I.A. - inicioQué es ANIA - Envía tus noticias - Contacto - Boletín - RSS


El portavoz de la Casa Blanca afirma que ni Estados Unidos ni Hitler usaron armas químicas
Recibida de Más Voces el 12-04-2017 a las 08:04

Si Estados Unidos es la nación más poderosa del mundo, capaz de actuar militarmente en cualquier lugar saltándose la legalidad internacional, como ha demostrado en infinidad de ocasiones, la última en Siria. Si además, es la nación que se cree el adalid de la democracia, pero sus acciones nada tienen que ver con el diálogo, la paz, el consenso y el bien común. Y si además, los gobernantes que llegan al poder en esa potencia mundial demuestran un desconocimiento supino del mundo que dicen gobernar, de la historia y además lo hacen sin pudor en ruedas de prensa que ven millones de personas. Pues el resultado no puede ser otro que el miedo. Miedo por las decisiones que esas personas pueden tomar, con total desconocimiento, con la soberbia de quien se cree siempre con la razón. El último y peligroso alarde de incultura lo ha protagonizado el portavoz de la Casa Blanca, Sean Spicer, quien ha comparado en una rueda de prensa el presunto, y cada vez más dudoso en cuanto a su autoría, ataque con armas químicas en la provincia siria de Idlib con las acciones de Adolf Hitler durante la Segunda Guerra Mundial. Según señaló Spicer, EE.UU. y Alemania nunca utilizaron armas químicas. Pero ¿y el 10 de marzo de 1945? Se olvida, o nunca supo, o nunca leyó, o nunca le contaron, o simplemente se olvida intencionadamente, de que ese día Estados Unidos bombardeó Tokio con bombas de racimo causando más de cien mil muertos. Spicer también se olvida de cómo Estados Unidos sembró Vietnam con bombas incendiarias de Napalm, fabricadas con ácido nafténico y palmítico, capaces de incinerar todo tipo de material, dejando edificios y objetos intactos por su capacidad de expandirse por el oxígeno. Dice Spicer: “Ni alguien tan despreciable como Hitler cayó en el uso de armas químicas”. Pero...¿y las cámaras de gas que asesinaron a millones de personas? Las redes sociales responden indignadas al portavoz de la Casa Blanca y muchos se preguntan si los judíos asesinados en cámaras de gas no eran acaso alemanes. Las voces se multiplican pidiendo la dimisión o el despido de Sean Spicer como portavoz del Gobierno de Donald Trump. Todo para justificar la intervención militar en Siria tras un ataque con armas químicas que ya casi nadie duda que fue preparado para responsabilizar al Gobierno sirio de Bashar al Assad.





URCMA.N.I.A. es un proyecto de la Unión de Radios Libres y Comunitarias de Madrid