A.N.I.A. - inicioQué es ANIA - Envía tus noticias - Contacto - Boletín - RSS


Siguen los disturbios en París tras la violación de un joven de raza negra a manos de 4 policías racistas
Recibida de Más Voces el 08-02-2017 a las 10:02

La violación de Theo, un joven francés de 22 años, con una porra policial por un grupo de policías tras ser detenido en un control de identidad está conmoviendo a Francia. Los hechos tuvieron lugar en la localidad de Aulnay-sous-Bois, en la periferia de la capital francesa. El grave incidente está generando ya tres noches seguidas de violentos disturbios entre la policía y los jóvenes. En la madrugada del martes hubo al menos 26 personas detenidas y multitud de coches y contenedores de basura incendiados. La violación se produjo el jueves pasado. Un policía fue acusado formalmente sodomizar al joven con la porra policial. Los otros tres están acusados de hechos de violencia. Los cuatro han sido suspendidos de sus puestos de trabajo. El testimonio de Theo desde el hospital, donde fue operado, fue transmitido por la TV. Horrorizó a la opinión pública y encendió luces rojas en el gobierno en plena campaña electoral. Imprevistamente, Hollande visitó al joven en su cama del hospital, tras haber exigido públicamente “ejemplaridad” a la policía y a los gendarmes. Theo hizo una llamamiento a la calma en los barrios de las periferias. Theo, joven que mide un metro noventa y sin antecedentes policiales, dijo a su abogado que él se encontraba de casualidad en ese lugar, cuando la policía comenzó a controlar la identidad entre un grupo de jóvenes. “Yo me puse contra la pared, tranquilamente, y uno de los policías vino y me pegó un golpe”, contó Theo en su testimonio grabado. La policía intentó esposarlo. En ese momento, el pantalón de Theo se bajó y el policía sodomizó a Theo con la porra. También recibió golpes, escupitinajos e insultos racistas. Sangrando, Theo fue trasladado en el coche patrulla hacia la comisaría. Siguieron los golpes. Cuando llegó a la comisaría, el policía se dio cuenta de la gravedad de la agresión. Aún así, Théo relató que les escuchó decir entre risas que no estaba haciendo teatro. Theo no podía respirar, tenía convulsiones, sentía que se moría, tirado en el suelo y esposado. El policía insistió: “Yo pienso que hay que llevarlo a operar. Es grave”. Y finalmente llamó al servicio de urgencia. Theo fue trasladado en ambulancia al hospital, donde fue operado. Los médicos constataron una herida profunda. El joven permanece hospitalizado en estado grave.





URCMA.N.I.A. es un proyecto de la Unión de Radios Libres y Comunitarias de Madrid