A.N.I.A. - inicioQué es ANIA - Envía tus noticias - Contacto - Boletín - RSS


La ruta del tráfico sexual en Vietnam
Recibida de Ayuda en Acción el 09-03-2004 a las 09:03

Aunque el tráfico sexual de mujeres en Vietnam comenzó, como en otros países, a principios de los años 90, en la actualidad, este país asiático posee la cifra más alta de abusos y secuestros de mujeres y niñas. Las fronteras de Vietnam con Camboya y China son las zonas donde se produce el mayor número de casos de comercio sexual. Según cifras de Naciones Unidas, de las 45.000 prostitutas que hay actualmente en Camboya, entre el 60 y el 65% son vietnamitas. En China, sólo entre 1993 y 1996 fueron 3.117 las mujeres vietnamitas que se vieron obligadas a casarse con hombres chinos o a prostituirse.

Ayuda en Acción Vietnam trabaja con estas mujeres que, tras años de prostitución, han vuelto a su paí­s, la mayorí­a de ellas con enfermedades de transmisión sexual, y ha analizado en un informe las causas, rutas y tramas de este entramado de dinero y sexo.

A ambos lados de las fronteras, la policí­a vietnamita y la camboyana han descubierto que existen organizaciones que compran niñas y mujeres vietnamitas para servicios sexuales. La mayorí­a de los traficantes suelen responder al perfil de un hombre de entre cuarenta y cincuenta años, que ha terminado la educación secundaria, casado y, en muchas ocasiones, familiar de la ví­ctima.

El dinero suele ser la razón principal que les lleva a cometer estos delitos y aprovecharse de niñas de entre 15 y 22 años que no están casadas y viven en situaciones de extrema pobreza. Las engañan prometiéndoles una vida feliz y en la abundancia al otro lado de la frontera y es esta ilusión por la "tierra prometida" lo que las lleva a cruzar los lí­mites de su propia libertad y convertirse en esclavas sexuales.

Cuando se dan cuenta de dónde se encuentran, ya es demasiado tarde para salir. Nguyen Thanh cuenta: "pensaba que iba a servir cerveza, pero la dueña me dijo que tení­a que "atender" a sus clientes. Me negué pero, al poco tiempo, me dijo que si no aceptaba me matarí­a, así­ que tuve que hacerlo. Cuando los clientes me daban dinero, ella se quedaba con todo. No me daba ni un penique".

También en muchos casos las mujeres son extorsionadas y tienen que comprar su propia libertad: "Después -continua Nguyen- le pedí­ permiso para volver a casa, pero me dijo que le debí­a mucho dinero porque habí­a pagado por mi todo lo que yo debí­a pagarle ahora para conseguir la libertad".

Las "engañadas" prostitutas deben atender entre cuatro y cinco "clientes" al dí­a, como mí­nimo, la mayorí­a de los cuales suelen ser extranjeros. Asimismo, se ven obligadas a trasladarse continuamente de un prostí­bulo a otro ya que los clientes siempre quieren chicas nuevas. Al margen de algo de dinero para ropa, comida y maquillaje, las mujeres no sólo no reciben nada, sino que, además, no pueden protegerse para no contraer enfermedades de transmisión sexual.

Algunas causas Una de las causas más importantes para entrar en el mundo del tráfico sexual es la pobreza. La mayorí­a de las mujeres engañadas viven en zonas agrí­colas, donde los recursos son muy limitados. Las familias son numerosas y los ingresos mí­nimos, así­ que las adolescentes tienen que conseguir ingresos de cualquier forma. La mayorí­a recurren a trabajar en bares y en cafeterí­as donde, ni siquiera, consiguen lo necesario para vivir. "Antes de ir a Camboya trabajé en una cafeterí­a en Go Dau. Trabajé durante un año y entonces tení­a 16. Cada mes ganaba sólo 40.000 dong (2.44 euros) y se los daba totalmente a mi madre", dice Nguyen Thi Thuy de la provincia de Thay Ninh.

La mayorí­a de las familias que habitan en las zonas fronterizas con Vietnam viven por debajo de la lí­nea de la pobreza. Sus casas son muy pequeñas y, en muchos casos, tienen goteras y los techos derruidos. Viven en la oscuridad, ya que no tienen electricidad, y utilizan exclusivamente lámparas de aceite. Sacan el agua de lagos y pozos, no tienen radio ni televisión y, ni siquiera, una simple bicicleta para el transporte. "Mis padres son muy pobres, no tienen tierras ni campos para cultivar. Por eso mi madre tiene que ir a cultivar arroz todos los dí­as y mi padre conduce su moto para conseguir dinero para sobrevivir", declara Le Thi Bich Leiu, del distrito de Hoa Thanh. Su vida es muy difí­cil y sobrevive haciendo cestas de Bambú por 5.000 dong (0.31 euros) diarios, ingresos que gasta en la comida de sus hijos. "Mis padres y los padres de mi marido son muy pobres así­ que no pueden ayudarnos nada. Algunas amigas me dicen que vaya a la ciudad a trabajar en los prostí­bulos donde podrí­a ganar hasta 600.000 dong (36.7 euros) al mes. He pedido permiso a mi familia, pero temen que no me dejen regresar para ver a mis hijos. De todas formas, si no voy ¿cómo vamos a sobrevivir?", manifiesta apesadumbrada Le Thi Bich Leiu.

Otras causas La brecha de analfabetismo se dobla en las mujeres (un 23% frente al 11,5% en varones), particularmente entre la población femenina de minorí­as etnicas que tienen barreras al acceso de la información y cuya inestabilidad laboral cierra el cí­rculo vicioso que lleva a las niñas a ser engañadas y ví­ctimas del tráfico sexual. En la zona rural, muy pocas niñas acceden a la escuela y las pocas que pueden, lo hacen en un marco de frustración, sin tiempo para estudiar y sin el estí­mulo de sus familias (la mayorí­a analfabetas), por lo que la tasa de abandono escolar es muy alta.

Nuestro trabajo con las mujeres retornadas ActionAid Vietnam impulsa programas para mejorar las condiciones de vida de las mujeres que vuelven de Camboya y China. Así­, trabajamos especí­ficamente en la mejora de las condiciones económicas de las mujeres con el objetivo de permitirles su acceso a la educación que les permita tener una profesión mejor pagada, promoviendo préstamos para crear pequeñas empresas, dándoles conocimientos técnicos y facilitando su acceso a la información de los medios de comunicación que les permiten conocer sus derechos como mujeres. "Hasta ahora, no sabí­a nada de los derechos de las mujeres y del tráfico sexual porque soy analfabeta" comenta Nugyen Thi Thuy.

Cuando regresan a casa, la mayorí­a están enfermas y el primer problema con el que se encuentran es el rechazo social. Además, no disponen de recursos para acudir a clí­nicas donde las puedan atender y les den los medicamentos que necesiten. Ayuda en Acción Vietnam ofrece a estas mujeres la posibilidad de una atención sanitaria digna, además de proteger su intimidad para que puedan evitar discriminaciones.

Asimismo, trabajamos para mejorar los sistemas de cultivo y de producción agrí­cola, así­ como los servicios y el sector de la industria. A nivel educativo, trabajamos para construir nuevos centros y aulas en los pueblos, además de proveer libros y material escolar y crear zonas para el juego de los niños y niñas.

En definitiva, el objetivo de ActionAid Vietnam es que las mujeres consigan alzar su voz y que los niños y niñas no tengan que sufrir los mismos abusos que marcaron a las generaciones anteriores.

Nadia González


Contacto
Correo-e: ngonzalez@ayudaenaccion.org

Nadia Gonzílez Área de Prensa Ayuda en Acción Tlfno: 91 522 60 60 Ext 155 E-mail: ngonzalez@ayudaenaccion.org Web: www.ayudaenaccion.org




Compartir

Más en Cooperación Internacional
- Preocupante disminución de la Ayuda Oficial al Desarrollo destinada a educación, sanidad y acceso a agua
- Sáhara: 1ª entrega de medicamentos. Gracias!
- La FAO distribuye semillas de trigo a gran escala en Pakistán
- Hoy se celebra el Día del Cooperante
- Las fuertes lluvias dificultan la evacuación de los afectados por las inundaciones en Pakistán
- Los desplazados por las inundaciones en Pakistán necesitan cobijo mientras las lluvias siguen golpeando el noroeste del país
- Cuarta reunión de la Comisión de Seguimiento del Pacto de Estado contra la Pobreza
- Más de 18.000 kilos de ayuda humanitaria llegan a Perú con medicamentos para atender a 24.000 personas
- Manifiesto ante los recortes en Ayuda Oficial al Desarrollo
- La cooperación internacional de ayuntamientos y comunidades autónomas en grave peligro tras el recorte de AOD de Zapatero

URCMA.N.I.A. es un proyecto de la Unión de Radios Libres y Comunitarias de Madrid