A.N.I.A. - inicioQué es ANIA - Envía tus noticias - Contacto - Boletín - RSS


Supermercados Ahorramás ahorra en empleados
Recibida de CNT el 29-12-2003 a las 01:12

Una compañera del Sindicato de Oficios Varios de Madrid, pescadera en los supermercados Ahorramás, despedida por reivindicar mejoras para su tarea diaria como una taquilla propia o botas para trabajar en la pescadería.

En Ahorramás muchos empleados trabajan 46, 53, 56 y hasta 60 horas semanales, por poco más de 3 euros/hora, asumiéndolo como su jornada laboral, y discriminando la empresa a los empleados que no realizan horas extras (que no son remuneradas como tales, sino como incentivos).

Para seguir escatimando en empleados, Ahorramás planifica los turnos de trabajo sin atender a las mí­nimas exigencias que establece la ley en materia de descanso, no respeta ni de lejos las 12 horas del final de la jornada de trabajo, al resultarles más barato poner una persona 10 horas y que le sustituya otra las 3 que come o cierra la tienda, que respetar la salud de los empleados y la legislación laboral.

Para poder llevar adelante estas irregularidades, hacer y deshacer turnos y horarios de trabajo sobre la marcha y ahorrarse empleados, Ahorramás no entrega las hojas de turnos sellados, ni con la anticipación semanal que debiera, pretendiendo cubrir una precariedad con otra, y siendo estos horarios papel mojado por la parte de la empresa. Además cuando se dan bajas médicas o de otro tipo modifican el turno del resto de los trabajadores -que no tienen su horario sellado- en vez de enviar a un correturnos. A veces hay gente que realiza su trabajo, el del que está en el dentista, el del que se fue a Torremolinos y el del que salió a tomar su café.

Respecto al equipamiento y seguridad en el trabajo, Ahorramás sigue fiel a su filosofí­a del ahorro. Por ejemplo, los pescaderos no es que no tengan botas adecuadas, es que la empresa no facilita ningún tipo de calzado, excepto como recompensa personal a algún trabajador, convirtiendo lo que es un deber por parte de la empresa y un derecho del empleado en moneda de cambio para pagar favores y servilismos.

¿Qué es lo que ha molestado tanto a Supermercados Ahorramás para perseguir y despedir a una trabajadora? La filosofí­a empresarial Ahorramasista no duda en dar un paso más en la reafirmación de su fe, y planta un despido a una trabajadora que hasta la fecha de comunicación, el 19 de diciembre de 2003, no tení­a queja, falta o sanción laboral alguna. Y es que esta trabajadora se dedicaba a realizar acciones tan crueles para la empresa y tan radicales como las siguientes:

Pedir una taquilla porque resultaba un tanto complicado tener la ropa en la ducha/trastero. Al final no tuvo taquilla más que cuando le cambiaron a otra tienda.

Pedir que se le devolviera lo que habí­a trabajado de más en una semana - ¡una hora y media!- que le fue denegada ante el peligro de quiebra al acceder a peticiones tan radicales y tan poco realistas.

Mostrar una terquedad inusitada al negarse a ir a trabajar a otro sitio que no fuera el que pusiera en su contrato.

¡Y cómo se le puede ocurrir solicitar botas para trabajar en la pescaderí­a! Rechaza las buenas intenciones de Ahorramás, que se preocupa porque sus empleados se lo pasen bien patinando mientras que con una sonrisa en la cara piensan lo bueno que es trabajar y divertirse.

Por crear conflicto por ocurrí­rsele preguntar a un abogado laboralista sobre sus derechos, y además faltando con ello a la paternal y generosa confianza que debí­a tener en el supervisor, que nuuuuunca mentirí­a en tales asuntos.

Faltar nuevamente a la fe ahorramasista por exigir su copia sellada de las vacaciones, pues todo el mundo sabe que en Ahorramás con la copia que se queda la empresa ya hay suficiente.

No contenta con tales herejí­as, se dedicó a difundir entre compañeros y compañeras blasfemias sobre convenio, estatutos... de tal forma que sus palabras envenenadas hicieron que la gente empezara a pedir sus derechos, en lugar de hacer caso al enlace sindical de UGT, quien firmaba con una venda en los ojos cualquier papel que le pusiera la empresa delante.

Culminó este complot radical formando una sección sindical, que encima no era de los sindicatos "normales" sino "cosas raras" como CNT/AIT, que a saber madre si esos y esas llevan cuernos y rabo o es que hablan en idiomas eslavos por hacerse los especiales.

Esto por no hablar de su actitud hostil, pues cuando ya tení­a la taquilla en la otra tienda, va y se le ocurre poner una pegatina de CNT, para que todo el mundo la viera. ¡Qué es lo que tiene en contra de la pegatina oficial de Piolí­n!

Y claro, el colmo fue denunciar ante las autoridades estos hechos y otras irregularidades.

La filosofí­a ahorramasista plantea un despido bochornoso. Por la dignidad de todos los trabajadores de Ahorramás, para que no sean pisoteados cada vez más. ¡Readmisión de la compañera!

CNT-Madrid




Compartir

Más en Social y sindicatos
- El Sindicato de Periodistas de Andalucía, contra la eliminación de los informativos de fin de semana en Canal Sur Radio
- Los opositores a bombero vuelven a concentrarse en protesta por el proceso selectivo
- CCOO de Madrid participará en la manifestación del Orgullo LGTB 2011
- La FeSP rechaza y condena las amenazas de Israel a los periodistas de la Flotilla de la Libertad
- La plantilla de Zara dice ¡basta ya!
- Despedidos los trabajadores en huelga del Departament de Territori
- El Gobierno impone más recortes salariales a los trabajadores de mutuas de accidentes y enfermedades profesionales de la Seguridad Social
- III Jornada Sindical sobre Diversidad Afectivo-Sexual e Identidad de Género: “Necesidades y respuestas sociosanitarias”
- Muere otro trabajador por falta de medidas de seguridad
- CCOO se concentra contra los constantes incumplimientos de la normativa laboral en H&M

URCMA.N.I.A. es un proyecto de la Unión de Radios Libres y Comunitarias de Madrid