A.N.I.A. - inicioQué es ANIA - Envía tus noticias - Contacto - Boletín - RSS


Fundación Rapala: Conclusiones Limpieza en el Embalse del Burguillo
Recibida de Fundación Rapala el 28-08-2006 a las 11:08

Núnca digas de esta agua no beberé...

La Fundación Rapala colaboró, por cuarto año consecutivo, con el Ayuntamiento de -El Barraco- en las IV Jornadas de Denuncia y Limpieza en el Embalse del Burguillo.

Un año más, nos preparamos: camisetas, chalecos, gorras, guantes, bolsas de basura, grandes y pequeñas, botellas de agua y bebidas y unos bocadillos que nos ofreció el Ayuntamiento de -El Barraco- y una buena dosis de buena voluntad y ganas de hacer algo real por nuestros ecosistemas acuáticos...

Las Jornadas comenzaron a las 9:30 de la mañana del sábado, junto al embalse del Burguillo, en Las Cruceras, nos reunimos 14 voluntarios y nos adentramos en el embalse, donde en tan sólo un par de horas ya habí­amos recogido unos 400 Kg de basura. Latas, botellas de plástico y de crsital, plásticos, envoltorios, sillas pleglables, restos de ropa, calzado, útiles de intimidad e higiene personal que preferimos no mencionar...parrillas de barbacoa, un neumático, y hasta calcetines...todo ello abandonado en un embalse que pasa por una dura época de sequí­a, pero que continua abasteciendo a varias poblaciones de la provincia de Ávila y de Madrid. Y que, a pesar de lo desconcertante que resulta, nos da de beber.

Una de las voluntarias más jóvenes, la pequeña Marta, nos decí­a -yo creo que la gente deberí­a tirar menos basura, la gente ensucia mucho-, sus dos compañeros recogí­an y trasladaban, asombrados, una mesa plegable con sillas incorporadas que encontramos en la orilla...-Pero ¿quién deja aquí­ una mesa?-, preguntaba el pequeño Mario-.-Seguramente se ha roto y la han dejado ahí­ por no traerla hasta el contenedor-, -le respondí­a Diego-.

Y es que, en realidad, los contenedores de recogida de basuras en la orilla de -Las Cruceras-, que limpiamos el sábado, están a menos de 200 metros de la orilla del embalse.

Otro hecho curioso que pudimos comprobar es que la mayor parte de la basura estaba -escondida- entre zarzas, rocas, arena, etc, lo cual demuestra que el que tira la basura en el fondo sabe que está haciendo algo mal, sabe que está cometiendo un delito, y trata de esconder la mano. -Es increible lo retorcidas que son algunas personas, esconden las latas y botellas bajo las rocas y la meten por sitios casi inaccesibles, pero no se dan cuenta de que seguirán ahí­...contaminando el agua-, comentaba una de las asistentes a las Jornadas.

Desgraciadamente, a las pocas horas nos desplazamos hasta la orilla de en frente donde comprobamos que no habí­a la misma suerte que en la otra orilla, nos desplazamos hasta las inmediaciones del Camping de El Barraco, en la carretera de acceso de Burgohondo y Navaluenga, donde todos notamos la ausencia de contenedores y donde, entre casi 20 voluntarios, tras llegar un grupo desde Segovia, recogimos unos 600 Kg.

Uno de los hechos más trágicos que observamos en las Jornadas de Limpieza fue la baja asistencia de vecinos y lugareños, tan sólo un reducido grupo de 14 voluntarios y voluntarias verdaderamente concienciados acudió a las Jornadas, a pesar de los carteles y los avisos a organismos, asociaciones, ONG´s, etc, todos los asistentes coincidí­an en lo mismo: -no se puede entender que se organice algo así­, para beneficio de la gente de aquí­ y de Madrid, para limpiar y mejorar la calidad del agua que beben y sólo acudan 20 personas de la zona, me siento decepcionado-, comentaba Iván, uno de los participantes que vení­a desde Madrid.

Sin embargo, los particpantes que acudieron desde Segovia apuntaron que aquello les pareció una gran iniciativa y que iban a comenzar a tomar cartas en el asunto para organizar unas limpiezas en su ciudad.

- Estas cosas son las que realmente sirven para algo, pero es necesario que se hagan por toda España-, apuntaba Oliva, una de las asistentes segovianas.

La jornada del sábado finalizó con unos 800 Kg. de basura recogidos, y un gran esfuerzo realizado por todos los asistentes, que mientras se comí­an un bocadillo miraban con asombro la montaña de bolsas de basura que habí­amos recolectado en unas pocas horas.

La jornada del domingo, con mucha menos asistencia, se desarrolló en las cercaní­as del Camping de El Barraco, barrimos la orilla del embalse de derecha a izquierda y comprobamos otro hecho significativo, habí­a mucha más basura, y es que la posibilidad de acceder con vehí­culos hasta casi la orilla del embalse, incrementa el número de visitantes, y por tanto, la basura que se acumula. Continuamos encontrando todo tipo de curiosidades, un somier, zapatillas, e incluso una bobina de madera de las que utilizan para transportar el cable eléctrico de unos 2 metros de diámetro, abandonada en pleno embalse, y que no pudimos mover entre los 10 voluntarios.

No obstante, los vecinos más veteranos en las Jornadas de Limpieza, Jesús, Sagrario, Luis Alberto, etc, coincidí­an en la menor cantidad de basura que habí­a respecto a otros años. -El año pasado sacamos basura hasta llenar dos camiones enteros, apuntaba nuestro gerente Luis Enrique Serrano, -y el primer año de aquí­ sacamos lavadoras, cocinas, camas, de todo-, añadí­a Jesús.

Lo cierto es que la cantidad de basura que se ha limpiado este año es bastante menor que la de años pasados, lo cual se debe a varios motivos, el primero es el indudable esfuerzo y continuidad de todos los voluntarios que han participado en las cuatro Jornadas de Limpieza, y que ha ayudado a extraer gran cantidad de desperdicios, el segundo es la menor afluencia de turistas al embalse este año, debido a la sequí­a, que mantiene el Burguillo a un 20-30% de su capacidad, y el último, se debe posiblemente al curioso comportamiento humano, -cuanto más limpio vemos un lugar, más vergí¼enza da echar basuras...pero hay gente que si ve un montón de basura, coge y tira todo allí­, como si la basura llamara a la basura-, apuntaba Jose Antonio.

Y es que, es cierto, parece que cometer un delito, si se realiza en grupo es menos dañino, parece que si vemos una lata en el suelo no importa que arrojemos otra, pero lo cierto es que, tal y como nos dice el Ministerio de Medio Ambiente por la tele este verano, -el total es lo que cuenta-.

No obstante, nosotros desde la Fundación Rapala queremos lanzar esta pregunta al Ministerio de Medio Ambiente, a las Confederaciones Hidrográficas, a los Servicios Territoriales de Medio Ambiente, a todos aquellos que no asisten a estas actuaciones porque piensan que esto -no va con ellos-... -si el total es lo que cuenta... ¿por qué existen cuadrillas de limpieza para los montes y no para los rí­os y los embalses?, ¿por qué se permite que se hagan talas en pleno verano, arrojando restos de árboles, etc al rí­o como si fuera un vertedero, tal y como ha sucedido en el Alberche?, ¿por qué no se sanciona a las personas que contaminan nuestras aguas arrojando basura?, ¿por qué no se vigila el medio ambiente al igual que se vigilan otros ámbitos?, ¿por qué se utliza el agua sólo para especular y no se trata como el recurso ambiental que es?...

¿acaso no necesitamos todos el agua para vivir? No comprendemos porqué esa falta de atención y mala gestión del patrimonio hidrológico español, y por eso, la Fundación Rapala, a través de este tipo de actuaciones y otras, seguiremos luchando por defender un buen estado de conservación de los ecosistemas acuáticos españoles.




Compartir

Más en Medio Ambiente
- Un archipiélago verde crece en Madrid: La red de huertos urbanos comunitarios
- Minimiza tu huella ecológica
- Madre Coraje expone la muestra ‘SOS Pachamama en apuros’ con motivo de la Semana del Medio Ambiente
- Chile: El medio ambiente, tema tabú
- Colectivos ciudadanos piden al Gobierno el reconocimiento de la electrohipersensibilidad y otras enfermedades ambientales
- Valladolid: Manifestación antinuclear con motivo del 25 aniversario del accidente de Chernóbil
- Valladolid: CAVECAL aprueba una moción para limitar la radiación de las ondas electromagnéticas de las antenas de telefonía móvil
- XI Aniversario del BAH!
- El Gobierno regional excluye a los sindicatos de tres de las cuatro secciones del Consejo de Medio Ambiente
- La Asociación General de Consumidores, ASGECO Confederación, demanda un cambio imprescindible en los hábitos de consumo de agua

URCMA.N.I.A. es un proyecto de la Unión de Radios Libres y Comunitarias de Madrid